UN TRIUNFO VITAL

Logró un triunfo vital en su carrera para entrar al reducido ganándole a Alem por 1 a 0 con un extraordinario golazo de Seba Jaime. Pero además lo hizo estrenando una versión inteligente para trabajar un partido y no desbocarse ante un rival de mucho porte. Cambaceres tuvo en su defensa, por fin, a los pilares para sostener lo que una genialidad de Jaime transformada en gol. Le descontó tres puntos al lechero, y se agrandó notablemente a si mismo. El desafío era muy claro. Ganarle a Leandro N Alem, uno de los rivales directos por el obejtivo pendiente. Pero las herramientas para lograrlo eran las que debía cambiar respecto a lo que sufrió por ejemplo hace 15 días contra Barracas. El consejo era jugar priorizando el cero en el arco propio aun con las tensiones y las exigencias del público en contrapartida. Si Cambaceres lograba abstraerse de eso. si sus jugadores entendían que el ritmo del partido debía imponerse por convicción y no por la exitaciónn de sus hinchas, el triunfo era más posible...como lo fue. Porque después, este equipo al que le faltaba regularidad defensiva, tiene en varios de sus jugadores (pero sobre todo en la velocidad, tozudez y precisión de Jaime), algún desequilibria bajo la manga. Justamente el goleador fue otra vez el encargado de "frotar la lámpara" cuando se dormía el primer tiempo. Gran apilada de izquierda al centro, entrando al área que dejó un tendal fabuloso y durmió la pelota en la red de manera brillante y sobervia. La ecuación estaba en macha: gol propio con las luces de los de arriba. Quedaba sotener la ventaja trabajando el partido con serenidad e inteligencia. Y se logró. Porque en el fondo la línea de 4 no dejó casi huecos para que los poderosos Cordone o Gauna abrieran las puertas del gol. Porque Lacerre las veces que tuvo que intervenir lo hizo perfectamente. Y sobre todo porque los chicos Muñoz y Leiva, se pusieron el traje de grandes, y colaboraron para que ni Dell Orto ni González tuviesen inconvenientes. El resto corría por cuenta de la táctica. Que claramente disponía 2 lineas de 4 siempre esperando detrás de la línea de la pelota, para salir con pelotazos de contragolpe para Jaime y Massolo primero, y para Yañiz y Lopez un ratito después. Cecatto y Gamberini jugaban más que a ganar los rebotes, a esperar en bloque en el medio. y los carrileros metían más de lo que jugaban, tal cual lo exigía el partido. Así, sin brillo pero con conveniencia, Cambaceres lo fue demoliendo moralmente a este Leandro Alem que fue de mayor a menor, y que casi sobre el final comenzó a entregarse al destino de la derrota impotentemente. Basta con repasar las pocas jugadas de gol creadas por el lechero. Apenas 3 en todo el partido, casi siempre bien anuladas por Lacerre. Era casi una final y el rojo lo entendió así. En realidad casi siempre lo hace de esa manera. Solo que esta vez le aportó la cuota de especulación que en este juego llamado fútbol también premia al que sabe aprovecharla estratégicamente. Así se le agregó un condimento al equipo con el que no contaba: el manejo de los tiempos. El fuego sagrado, la entrega, y el desequilibrio de sus jugadores más habilidosos ya los tenía. Camba viaja ahora a Bolívar y como en cada victoria el desafío es repetir para alcanzar la bendita regularidad. Si es que aprendió como pareció esta tarde que los partidos son largos y que la desesperación a veces no es buena consejera, enfrente tendrá uno de los rivales más débiles para después espeara a Dálmine en Ensenada. Todo depende de sí mismo. Como en este triunfazo ante Alem que le devolvió la alegría a toda su hinchada.
Tags:

About author

Curabitur at est vel odio aliquam fermentum in vel tortor. Aliquam eget laoreet metus. Quisque auctor dolor fermentum nisi imperdiet vel placerat purus convallis.

0 comentarios

Leave a Reply