DE POETA, DE LOCO Y DE SOÑADOR, SAN CARLOS LO TIENE TODO

De poeta, de loco,  y de soñador que cumple sus sueños. Este equipo lo tiene todo. Hambre de gloria, que no descansa. Material humano y futbolístico para saciar la ambición bien entendida de crecer y ser cada vez más grande. Y un enorme corazón, que pone en cada cancha hasta la última gota de sudor para alcanzar metas cada vez más altas. Así construyó un campañón que ya es memorable. Así ganó seis partidos seguidos, incluido este, ante Defensores de Belgrano, en la casa del Dragón. Con una personalidad de equipo, admirable por donde se la mire.
Venga a soñar. Que este San Carlos invita. Venga y entreguese a la rienda suelta de un equipo que emociona, por las ganas y contagia, por el fútbol. Venga que San Carlos ya cumplió pero siempre va por más. Porque el club, los jugadores, los hinchas, parecen no haberse trazado techo para tanta alegría seguida, que reconforta el alma, inflada de orgullo. Venga a ver a este Villa San Carlos, capaz de humillar a Atlanta, el campeón, y de voltear sin miramientos a Defensores de Belgrano, en su casa. Y crea más que nunca, que desde hace dos años, este plantel y este club no lo preparan ni le avisan con que lo puede sorprender...

El sexto partido ganado de manera consecutiva tuvo además connotaciones salientes. Enfrente estaba Defensores de Belgrano y su enorme potencial ofensivo, con Montenegro y el tanque Giménez como amenazas peligrosas e imponentes. Solo durante los primeros 15 minutos esas amenazas estuvieron vivas. Después todo fue de San Carlos. Amparado en  un demoledor sistema defensivo, y activado por un mediocampo que tiene a Gonzalo Raverta, Oroná y Melillo en un nivel exultante; y en los 4 del fondo un funcionamiento muy bien sincronizado.

A partir de allí, La Villa fue siempre más. Táctica, y futbolísticamente. Porque  cuenta con jugadores desequilibrantes, que si detrás suyo tienen un sistema que los respalde, pueden hacer de una jugada común y silvestre, una jugada de gol. Exactamente eso ocurrió en el primero, donde después de varios pases en búsqueda de un espacio para el remate, Nacho Oroná envolvió la pelota de lleno con su pie derecho, y la mandó a guardar formidablemente al fondo del arco del Dragón.

Así es este equipo. Cuando no puede frotar la lámpara uno, aparece un compañero que lo reemplaza. Porque esta vez los delanteros no pudieron lucirse como otras tardes, pero los volantes manejaron los tiempos del partido de tal forma, que con eso bastó y sobró. De allí la sensación de que el triunfo nunca estuvo en riesgo, aún cuando la diferencia en el marcador era mínima, hasta el final del primer tiempo.

Defensores, que después de una primera rueda excelente cayó en la irregularidad de la mayoría, sintió el rigor físico al que lo expuso San Carlos, que por despliegue, y mejor ubicuidad lo superó en todos los sectores. Y cayó donde se cae cuando el rival no da margen para el error: en la impotencia.

La traducción de tal situación se concretó en el inicio del complemento. Con la muy buena definición de Nahuel Fernández Silva (en la única materia que tenía pendiente). Después de un yerro de los defensores locales, se la llevó velozmentre entre dos y definió como dicen los libros; cuando el arquero estaba dando el paso al frente. Era el final del partido, aunque quedaran más de 40 minutos en juego.

Minutos que se jugaron al ritmo del oficio y la sapiencia de Villa San Carlos. Mezcla de experiencia en los San Esteba y los Raverta, y juventud en los Melillo, Fernandez Silva y Pasquale. Sin embargo, aun en esa mezcla hay algo que los une. El hambre de gloria, fuego sagrado de los equipos grandes. Y este San Carlos lo es. Por eso gana tanto. Por eso sueña con más. Siempre con más.

Porque de poeta, de loco y de soñador lo tiene todo.
De poeta, porque escribe los versos fútbolísticos más lindos de su historia. De loco, porque cree en lo que nadie le dijo que era posible. Y de soñador. Porque en tiempos en los que nadie comparte nada, decidió compartir sus sueños con su gente. Y ahi andan. Abrazados, ellos, la gente y  su ilusión.
Tags: ,

About author

Curabitur at est vel odio aliquam fermentum in vel tortor. Aliquam eget laoreet metus. Quisque auctor dolor fermentum nisi imperdiet vel placerat purus convallis.

3 comentarios

  1. prendanle una vela al LEVANTA QUINIELA y que nunca se lleve la plata de la clandestina al bosque,sino se termina el veranito.sin esa guita morian en la D,su lugar en el mundo.

  2. si escribis aca, me imagino que el sabado a la una vas a estar mirandome por la tele, no te pierdas la sana costumbre de verme por TyC, y mientras me ves a mi brinda con cianuro.
    te queres matar,
    te queres matar,
    te queres matar rojo puto,
    te queres matar.

  3. Cele de mi vida
    25/5/11 4:23

    Ojo rojo, el campeonato que viene vas a estar con el dedo en el orto, tenes un ancla atada a los pies y cada ves te vas mas abajo, ROJO SOS UNA MENTIRA, ROJO... te queres matar!

Leave a Reply